Prevenir los impagos

Prevenir los impagos

 

 

Toda empresa se mueve con el afán de conseguir más clientes, ingresos y ventas, pero no debemos olvidar tomar algunas precauciones para minimizar el riesgo de impago. No existe ninguna fórmula mágica para evitar totalmente este riesgo, pero sí algunas medidas que hagan que se minimice de forma considerable.

 

Conviene realizar una investigación previa sobre el nuevo cliente, la cual deberá ser más o menos exhaustiva en función de los riesgos que vayamos a correr.

 

Informe sobre la solvencia

 

Lo más habitual es solicitar un “informe comercial” sobre el cliente en cuestión. Si uno busca en internet por esta palabra clave nos encontraremos con multitud de proveedores de informes comerciales que incluso podremos descargar en el momento. El informe nos aportará información sobre la situación económico-financiera del cliente y además nos permite valorar el riesgo impago y las posibles incidencias con los pagos que nos vayamos a encontrar (procedimientos judiciales en curso).

Morosos

 

Existen registros de morosos que contienen información sobre impagos, los más conocidos son el RAI y el ASNEF. Sin embargo debemos tener en consideración los siguientes aspectos,

  • A estos registros sólo pueden acceder los afectados o las entidades que forman parte de estos ficheros, es decir, las entidades financieras principalmente. Por esto conviene que cuando solicitemos un informe comercial también solicitemos la información sobre RAI y ASNEFF que alguno de estos proveedores ofrece.
  • En ocasiones el estar incluido en uno de estos registros no implica que la persona sea en realidad un moroso, es relativamente común encontrar consumidores incluidos en uno de estos registros por impago de facturas de telefonía las cuales se han devuelto por estar disconformes con alguna facturación.

 

Documentar correctamente la operación

 

Documentar correctamente la operación desde el inicio minimiza las posibilidades de un impago. Debemos firmar previamente con el cliente un contrato en donde se recoja la forma de cobro y las consecuencias de su incumplimiento.

 

Además de la firma del contrato debemos tener especial cuidado con:

 

1. Obtener la firma de los albaranes de entrega de los productos.

2. Conseguir la confirmación de que la prestación de nuestros servicios ha sido conforme.

3. Documentar la fecha de envío de las facturas, sus vencimientos y confirmar que han sido recibidas.

4. Obtener reconocimientos de deudas (especialmente cuando trabajamos con Administraciones Públicas).

 

Si después de todo lo que he comentado se produjese un impago, al menos, estamos asegurados de tener toda la documentación para obtener un buen resultado en una posible reclamación.

Espero haber sido de ayuda, recuerde que en Ramajo Asesores estamos a su disposición para orientarle en este o cualquier otro asunto fiscal, laboral o contable.

 

Por Antonio Ramajo

Socio Director de Ramajo Asesores, Gestoría Administrativa y Asesoría en Salamanca

Gestor Administrativo, Economista y Graduado Social.

 

Si te gusta compártelo
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

Blogger

Contacta

Placentinos 11 - 37008 Salamanca
T | 923 711 541
E | info@ramajoasesores.com

Horario

Lunes a Viernes
09:00/14:00
Jueves
16:00/19:00

Redes Sociales

Síguenos